Cómo hidratar la piel, según un dermatólogo


¿Alguna vez has sentido que, a pesar de tus esfuerzos, tu piel no refleja la vitalidad que esperas? No estás sola en esta búsqueda de una piel radiante y saludable. La Dra. Montserrat Fernández Guarino, con su vasta experiencia en dermatología, nos guía en el camino hacia una hidratación óptima. "La clave está en elegir los productos adecuados y entender las necesidades de tu piel", afirma la experta de Madriderma. ¿Quieres descubrir cómo mantener tu piel hidratada y luminosa? Sigue leyendo y sumérgete en los secretos de la hidratación cutánea.

La importancia de mantener la piel hidratada

Una hidratación adecuada es esencial para la salud de la piel, ya que permite mantener su función protectora frente a agentes externos. La piel hidratada evita problemas como la irritación y la descamación, y se traduce en una apariencia más suave y elástica. La Dra. Montserrat Fernández Guarino enfatiza que "ingredientes como el ácido hialurónico, la glicerina y las ceramidas son altamente hidratantes", lo que ayuda a retener la humedad y a mejorar la barrera cutánea.

Es crucial seleccionar productos adaptados a tu tipo de piel. La Dra. Fernández Guarino aconseja que para las pieles grasas se deben buscar "vehículos de rápida absorción y que no dejen sensación pegajosa", lo que subraya la importancia de personalizar el cuidado de la piel.

Factores que contribuyen a la deshidratación de la piel

La exposición prolongada al sol sin protección adecuada, así como el azote del viento y la polución urbana, son enemigos declarados de una piel hidratada. Estos elementos no solo agreden la superficie cutánea, sino que también favorecen la evaporación del agua que reside en las capas más profundas de la piel. Por otro lado, el uso recurrente de jabones y productos de limpieza con componentes agresivos puede despojar a la piel de sus aceites esenciales, dejándola desprotegida ante la pérdida de hidratación. Además, el agua caliente durante el baño, aunque reconfortante, puede contribuir a este efecto deshidratante. No podemos olvidar la importancia de una adecuada ingesta de líquidos; beber agua es fundamental para mantener la hidratación desde el interior, reflejándose en una piel más elástica y saludable.

Deshidratación vs sequedad: ¿cuál es la diferencia?

La deshidratación cutánea se manifiesta cuando la epidermis carece de agua, lo que puede percibirse en una tez apagada y una sensación de tirantez. Para combatirla, es esencial incorporar productos con ingredientes como el ácido hialurónico, que atraen y retienen la humedad. En contraste, la sequedad se origina por una deficiencia en la producción de aceites naturales, comprometiendo el mantenimiento de la barrera lipídica. En este caso, es recomendable optar por cremas con ceramidas y ácidos grasos que restablezcan la protección y elasticidad de la piel.

Consejos para hidratar la piel según un dermatólogo

Para mantener una piel hidratada, es fundamental seguir una serie de recomendaciones prácticas. La Dra. Montserrat Fernández Guarino, experta en dermatología, aconseja el uso de ingredientes como el ácido hialurónico y la glicerina, que son altamente hidratantes y ayudan a retener la humedad en la piel. Además, sugiere la incorporación de ceramidas para mejorar la barrera cutánea.

Es esencial elegir productos que se adecúen al tipo de piel. Las pieles grasas se beneficiarán de fórmulas de rápida absorción que no dejen sensación pegajosa. En cambio, las pieles secas pueden requerir texturas más ricas y emolientes para proporcionar una hidratación más profunda.

La Dra. Fernández Guarino también destaca la importancia de los antioxidantes derivados de las plantas, que ofrecen una potente acción hidratante y protectora contra el envejecimiento. Estos ingredientes no solo nutren la piel, sino que también la defienden de los daños ambientales.

Finalmente, la especialista recalca que no es necesario cambiar constantemente de productos ni aplicar una gran cantidad; con un producto adecuado y bien seleccionado, se puede mantener la piel hidratada y saludable a largo plazo.

Nuestras recomendaciones de productos hidratantes

¿Te sientes abrumada ante la infinita variedad de cremas hidratantes? No te preocupes, te traemos una selección de los más top para que tu piel esté siempre en su mejor versión. Para las que tienen una piel que no sabe si es grasa o seca, os va a encantar los productos con ácido hialurónico, que hidratan a tope sin dejaros como una sartén.

Y si tu piel es más seca que el desierto, busca cremas que sean un festín de lípidos y aceites naturales, que le devolverán la vida a tu barrera cutánea. Para las pieles sensibles, id a lo seguro con fórmulas sin perfumes ni alérgenos que os cuiden sin daros sorpresas. Y si los granitos son tu pesadilla, los hidratantes con niacinamida y sin aceites os ayudarán a mantener a raya el sebo y las rojeces.

No olvides que la constancia es tu mejor aliada. Encuentra ese hidratante que le va como anillo al dedo a tu piel y no lo dejes escapar, usándolo todos los días para que tu piel se vea jugosa y deslumbrante.

Escrito por: Valentina Santos

Hola, soy Valentina Santos y mi profesión es dermatóloga 👩‍⚕️. Desde 2013 he trabajado en clínicas de dermatología, y tengo formación en el cuidado de la piel. Me interesa especialmente escribir sobre el cuidado de la piel desde un punto de vista sano y equilibrado.